Saltar al contenido

Receta de Pan de Cádiz

El pan de Cádiz es un dulce muy tradicional que hoy en día se puede encontrar en toda España, pero es en Cádiz donde se sigue elaborando de la manera más clásica. Aquí te decimos cómo elaborar un delicioso pan de Cádiz en casa de manera rápida y sencilla. Toma nota:

Ingredientes para Pan de Cádiz

200 gramos de almendra cruda molida

200 gramos de azúcar glas

1 huevo

80 gramos de fruta escarchada

380 gramos de confitura de boniato

Cómo elaborar Pan de Cádiz

Para elaborar nuestro pan de Cádiz tendremos que seguir los siguientes pasos. El primero es en un bol grande, verter la clara del huevo. La yema la conservaremos para más adelante. A continuación bate un poco la clara para que esté más suelta. Echa la almendra molida al bol. A continuación haz lo mismo con el azúcar glas. El azúcar glas se debe tamizar antes de añadirlo a la mezcla o sino formará grumos indeseados en la masa. Puedes tamizarla con un tamizador. Si no tienes uno, puedes usar un colador de metal.

Una vez con los ingredientes en el bol, mézclalos bien hasta lograr una masa blanca uniforme. La mejor manera es hacerlo con la mano, ya que te permitirá amasar un poco y así la almendra soltará un poco de aceite que ayudará a formar la masa. Este paso puede llevar varios minutos, así que no desesperes. Al final se forma el mazapán. Para amasarlo con más facilidad, una vez que esté bastante amalgamado, puedes amasarlo sobre el banco de la cocina. La masa está lista cuando ya no se pega a las manos.

Cuando la masa esté lista, córtala en cuatro pedazos. Tres pedazos deben pesar 90 gramos y un cuarto, más grande, alrededor de 160 gramos. Ahora tenemos que montar el pan.

Para montar nuestro pan de Cádiz espolvorearemos un poco de harina de trigo sobre el banco de la cocina para poder trabajar más cómodamente y no se nos pegue el mazapán. A continuación tomaremos uno de los pedazos de 90 gramos y con un rodillo lo aplastaremos hasta formar un rectángulo de unos 2 centímetros de grosor. Puedes ayudarte con los dedos para que quede lo más rectangular posible. Cuando esté formado el rectángulo, con una espátula de plástico despégalo y colócalo sobre un papel de horno colocado sobre una bandeja de horno.

Una vez colocado, pon 2 cucharadas de dulce de batata sobre la masa. Y repártelas bien para que quede una capa uniforme. A continuación haz otro rectángulo con otro pedazo de mazapán y colócalo sobre el dulce de batata. Debes presionar un poco para que todo quede compacto. Nuevamente, coloca dos cucharadas de dulce de batata sobre la nueva capa de mazapán. Sobre la batata colocaremos en este caso trozos de fruta escarchada, cubriendo toda la superficie del dulce. A continuación prepararemos un tercer rectángulo de mazapán, igual que los dos anteriores y lo colocaremos sobre el dulce nuevamente. Vuelve a cubrir con pasta de batata.

Finalmente tomaremos el último trozo de mazapán y lo extenderemos bien, formando una hoja de mazapán de alrededor de 1 centímetro de grosor. La forma no es muy importante. Lo único que debemos tener en cuenta es que sea lo suficientemente grande como para cubrir todo el dulce. Una vez extendida, la colocaremos sobre el dulce asegurándonos que lo cubre completamente. Retiraremos también cualquier sobrante que nos pueda quedar. Aprieta por todos los lados para que el interior quede sellado.

Una vez montado, marca algunas líneas sobre el dulce para simular que es un pan. Puedes hacer las formas que más te gusten. Con la yema que habías reservado pinta todo el pan. A continuación coloca el pan en el horno a temperatura de 225 grados. Dejaremos hornear entre 12 y 14 minutos. Vigila el horno continuamente para evitar que se queme. Una vez horneado, sólo tienes que esperar a que se enfríe y ya podrás disfrutar de un delicioso pan de Cádiz casero.