Saltar al contenido

Mantecados de Estepa

Los Mantecados de la Estepa se producen en esta ciudad sevillana desde hace siglos. Reconocidos como un producto tradicional de consumo en toda España desde más de hace 100 años, los mantecados de Estepa han sido un dulce tradicional de Navidad para generaciones de españoles. Hoy en día, para mantener la tradición, pero adecuarla a las demandas actuales, la producción de mantecado estepeño está regulado.

Más de un siglo de tradición artesana

La industria del mantecado está asentada por toda España. Sin embargo, el mantecado auténtico es el de la población de Estepa, en la provincia de Sevilla. Para proteger la producción y empaquetado artesanal de estos productos se ha creado el Consejo Regulador del Mantecado y el Polvorón de la Estepa, que trata de mantener los más altos estándares de producción de estos tradicionales dulces.

Los orígenes del mantecado se remonta al siglo XVI, cuando en el Convento de Santa Clara se elaboraban dulces siguiendo la receta de harina de trigo, azúcar y manteca de cerdo. Hoy en día la receta no ha cambiado en estos ingredientes esenciales.

A pesar de que los datos nos dicen que la antigüedad de la receta es centenaria, los mantecados como los entendemos hoy en día comenzaron a producirse en 1870, cuando los obradores de la Estepa comenzaron a producirlos en pequeñas porciones y a envolverlas en papel de manera individual. En concreto fue el obrador de Micaela Ruiz Tellez la que le dio un pequeño giro a la receta tradicional al comenzar a utilizar harina de menor calidad a la habitual para elaborar pan, pero para darle un buen sabor la tuesta. Este pequeño cambio es lo que hizo únicos a los mantecados de la Estepa.

Para terminar los mantecados, además la señora Micaela comenzó a hornear levemente los mantecados para darles firmeza exterior pero manteniendo un interior delicado y suave.

Estos pequeños cambios son los que que convirtieron a estos mantecados en tan especiales y famosos. Hoy en día estos dulces se consumen en su mayoría en Navidad, cuando en casi cada hogar español se pueden encontrar estos pequeños pedacitos de artesanía que se siguen elaborando casi de la misma manera que hace más de 100 años.

Control de producción para asegurar la calidad

Los mantecados de Estepa se producen de acuerdo a unas especificaciones muy concretas. De esta manera se mantiene la calidad y la tradición a la vez que se permite la introducción de técnicas y sabores nuevos.

En la actualidad, los mantecados de Estepa se deben elaborar con tres ingredientes: harina de trigo tostada, azúcar glas y manteca de cerdo o aceite de oliva. Cada pieza de mantecado individual debe pesar como máximo 35 gramos las piezas elaboradas con manteca, y hasta 50 gramos las elaboradas con aceite de oliva.

Las variedades reguladas por el Consejo Regulador del mantecado el polvorón de Estepa son los siguientes:

  • Mantecado tradicional: elaborado con harina de trigo tostada, azúcar glas, manteca de cerdo ibérico, sésamo y canela
  • Mantecado de aceite de oliva: elaborado con harina de trigo tostada, azúcar glas, aceite de oliva virgen, sésamo y canela
  • Mantecado de coco: elaborado con harina de trigo tostada, azúcar glas, manteca de cerdo ibérico, ralladura de coco y aroma
  • Mantecado de almendra: elaborado con harina de trigo tostada, azúcar glas, manteca de cerdo ibérico, almendras y canela
  • Mantecado de cacao: elaborado con harina de trigo tostada, azúcar glas, manteca de cerdo ibérico, cacao en polvo y aroma
  • Mantecado de limón: elaborado con harina de trigo tostada, azúcar glas, manteca de cerdo ibérico y aroma natural de limón
  • Mantecado de avellana: elaborado con harina de trigo tostada, azúcar glas, manteca de cerdo ibérico y avellanas
  • Mantecado de vainilla: elaborado con harina de trigo tostada, azúcar glas, manteca de cerdo ibérico y aroma natural de vainilla

La industria del Mantecado como motor de la economía

Desde hace más de un siglo la industria del mantecado tradicional ha sido una importante fuente de riqueza para Estepa y su comarca. Hoy en día esta producción se sigue llevando a cabo de manera tradicional, lo cual supone la utilización de una gran cantidad de mano de obra.

El trabajo se reparte entre la elaboración de los mantecados y el embalaje, que se sigue realizando a mano de uno a uno como antiguamente. En su mayoría este trabajo se ha realizado y sigue siendo realizado por mujeres de la comarca, las cuales generación tras generación han mantenido viva la producción de este dulce tan tradicional.

En el objetivo de las factorías de mantecados se encuentra ahora el reto de mantener la alta calidad además de ofrecer más seguridad laboral a sus trabajadoras. Al concentrarse el consumo y venta del mantecado en Navidades, las factorías no producen durante siete meses al año.

Las nuevas estrategias de negocio de las marcas estepeñas están buscando nuevas vías de negocio y nuevos mercados para poder extender lo máximo posible la campaña productora del mantecado.

Comprar mantecados de Estepa

A pesar de que los mantecados se producen en una época concreta del año, se pueden comprar en cualquier momento, ya que la receta tradicional los mantiene frescos y deliciosos. A continuación podrás encontrar una selección de varias marcas de mantecados de Estepa para que disfrutes de este dulce dónde y cuándo quieras.

Está presentación de producto se ha realizado con AAWP plugin.