Saltar al contenido

Alajú y Resolí, los sabores de Cuenca

Durante la semana Santa conquense, antes y después de la procesiones, muchos nazarenos se juntan con familia y amigos para tomar chocolate o comer torrijas. Pero en Cuenca, como manda la tradición, lo que se consume es el Alajú acompañado de un chupito de Resolí. A continuación te descubrimos todos los secretos sobre esta combinación de sabores tan tradicional.

Aunque el Alajú y el Resolí más famosos son de la ciudad de Cuenca, ambos alimentos se elaboran y consumen en gran parte de la provincia de Cuenca y en la parte castellanoparlante de la provincia de Valencia, en poblaciones como Utiel.

El alajú es una torta tradicional elaborada con cuatro ingredientes: frutos secos, pan rayado, miel y oblea. El Alajú más vendido en la actualidad es el elaborado con almendra como único fruto seco. Sin embargo, según dicen los artesanos, la variante más tradicional es la elaborada con nueces. También es común encontrar una variante que incluya piñones en la mezcla.

Por lo que respecta al resolí, es una bebida elaborada de manera tradicional en las casas a partir de varias bebidas y licores a los cuales se les añade azúcar. Esta bebida espirituosa está concebida como digestivo, para acompañar las largas sobremesas en familia de la Semana Santa o de las Navidades.

Recetas de Alajú y Resolí tradicionales

Aunque pueden comprarse en tiendas, aquí te vamos a desvelar las recetas más tradicionales de alajú y resolí. Se pueden elaborar muy fácilmente en casa en poco tiempo. Eso si, son comidas altamente calóricas, por lo que se debe consumir con moderación.

Receta de Alajú tradicional

Para elaborar una buena cantidad de alajú necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • 400 gramos de miel de abeja.
  • 250 gramos de almendra marcona pelada. También podemos sustituir cualquier cantidad de almendra por nueces o piñones.
  • 200 gramos de pan rayado muy fino.
  • Ralladura de limón o de naranja, a elegir.
  • 6 – 8 obleas redondas de unos 20 centímetros de diámetro.

Elaboración del Alajú

El primer paso que daremos en la elaboración de nuestro alajú tradicional es tomar un cazo de acero inoxidable y verter en él la miel. A continuación lo pondremos al fuego para deshacer la miel. Debemos poner la miel a fuego bajo-medio para evitar que se queme.

Cuando la miel esté diluida después de haber hervido un par de minutos añadiremos las almendras al cazo. A partir de ahora debemos remover constantemente la mezcla para evitar que se nos queme. La miel debe embadurnar completamente las almendras.

El siguiente paso será añadir la ralladura de limón y el pan rayado. Debemos mezclarlo todo muy bien hasta que nos quede una masa uniforme. Una vez que la masa sea toda del mismo color apagaremos el fuego y dejaremos reposar.

Cuando la mezcla haya enfriado un poco y sea manejable pero todavía esté caliente, deberemos formar las tortas. Colocaremos una buena cantidad de maza sobre una oblea, colocaremos otra encima y presionaremos para formar una torta circular. Repetiremos este paso hasta acabar con la masa de la cazuela.

Alaj de Cuenca Torta de Almendras 250 g
  • El alaj o alajuz es un dulce con forma de torta, tpico de Castilla, propio de la provincia de Cuenca, hecho tradicionalmente de una masa a base de almendras, pan rallado y tostado, especias finas y miel bien cocida, cubierta de dos obleas por ambos lados de la torta; en otras ocasiones se usan nueces y, a veces, piones, en vez de almendras

Receta de Resolí tradicional

Para acompañar al alajú nada mejor que un buen vaso de resolí casero. A continuación te decimos todo lo que tienes que hacer para elaborarlo en tu propia casa.

Ingredientes para elaborar resolí

Necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • 100 gramos de café molido
  • 4 litros de agua mineral
  • 2 litros de licor de anís seco o de cazalla
  • 1 cucharadita de clavo en grano
  • 1 cucharadita de semillas de anís
  • 1 palo de canela
  • 2.5 kilos de azúcar blanco
  • La pies del dos limones y dos naranjas

Elaboración del resolí

La elaboración del resolí es técnicamente sencilla, pero lograr la perfección es cuestión de práctica. Para cocinarlo en casa tendrás que seguir los siguientes pasos.

Primero es necesario preparar café. Para ello tomaremos los 100 gramos de café molido y un litro de agua y cocinaremos café de filtro. En este paso el café de cafetera italiana no nos sirve. Una vez hecho mezclaremos el café con los tres litros de agua restantes.

En una cazuela grande pondremos el azúcar. A fuego convertiremos el azúcar en caramelo. Es importante hacer este paso con cuidado. Aquí es donde está el secreto de un buen resolí. Cuando el caramelo esté hecho iremos añadiendo poco a poco la mezcla de café y agua. Es muy importante remover constantemente para que no se pegue o para evitar que de repente suba la mezcla y se nos salga de la olla.

Cuando hayamos acabado de añadir el agua con el café, agregaremos las especias y las cortezas de naranja y limón. Una vez todo junto dejaremos hervir durante aproximadamente 45 minutos. Tras el tiempo de cocción dejaremos enfriar la mezcla hasta que esté a temperatura ambiente.

Por último colaremos la bebida para retirar los residuos de la cocción y añadiremos el licor de anís seco o la cazalla. Ya tenemos listo nuestro resolí casero para cualquier ocasión.

Licor Resoli de Cuenca Artesano 70 CL
  • Su graduacin est en torno a los 16-18 grados y sus ingredientes, aunque varan dependiendo de la marca que lo fabrica (o de la receta casera utilizada) suelen ser caf, ans seco o aguardiente, canela en rama, corteza de naranja y de limn, azcar, clavo y agua.

Está presentación de producto se ha realizado con AAWP plugin.